¡Oh! Sabio, radiante, esplendente, amado Arcángel Jofiel, nuestras mentes
y corazones están ávido de penetrar en los laberintos insondables, misteriosos de
la sublime ciencia del conocimiento de la divinidad, de la potestad, del espíritu del
Señor Dios que nos creó, que nos guía y nos ama desde la cuna al ataúd.
Tu, amadísimo Arcángel Jofiel, ilumina nuestra senda con la luz de la eterna
sabiduría, líbranos de la amenaza de la duda y la incomprensión, nutre nuestro espíritu con
la cuota indispensable de sabiduría que nos conduzca seguros al edén prometido a los justos.
Amen.
 

 

 


Porque es el Señor el que de la sabiduría y de El procede la ciencia y la sensatez, con la sabiduría se edifica la casa, con la inteligencia se consolida, así es la ciencia, la sabiduría para tu alma, si la adquieres tienes un porvenir y tu esperanza no será frustrada, Arcángel Jofiel, danos estos dones y protege a los que obran con justicia y equidad con prudencia y rectitud.

Ilumina mi entendimiento, ayúdame a conocerme a mí mismo, ayúdame a tener ideas propias, a pensar alto, a mirar profundamente, observar siempre y aprender de todos.

Amen.

 

 

 

Yo Soy la Iluminación y la Sabiduría de Dios, dirigiéndome en todo lo que hago. Oigo, entiendo y bendigo a todas las cosas que contacte en este día. Vive dentro de mi el poder suplidor infinito de cada una de mis necesidades y requerimientos.
Dentro de nuestro corazón está la llama Dorada de la iluminación que nos revela la Verdad. Hoy tomo la decisión de hacer, aquieto mi cuerpo mental y recibo la idea exacta que revela la perfección en mi mundo.
Amado Arcángel Jofiel: Te amo, te bendigo y te doy las gracias por todo lo que tú significas para nuestra Tierra y toda la humanidad.
Ayúdame a recibir las ideas perfectas desde el corazón del Padre.
Te doy las gracias.

 

 

Copyright© 2005-2014 Dimensión Angelical Designed, arts and images by Maria & Juan Sedano