Su nombre en hebreo significa "Fuego de Dios" o "Justicia Divina".


También se le conoce como: Tzadquiel, Zadaquiel, Zidikiel, Zedekiel, Sachiel, Zadykiel, Zachariel, Sachiel o Zatquiel.

 

 

 


Uno de los nueve Regentes del Paraíso, y uno de los siete Arcángeles que están en la presencia de Dios, Príncipe del Coro de los Dominios.” Zadquiel se dice que es el ángel enviado por Dios para detener a Abraham de matar a Isaac. Se le identificado como el gobernante del planeta Júpiter (La Esfera Angélica de Júpiter). En el Zohar, Zadkiel es un líder que, junto con Zophiel ayuda a Miguel en la batalla. En el judaísmo es el ángel de la benevolencia, la misericordia y la memoria.
 

Las cualidades o virtudes que se le adjudican al Arcángel Zadquiel son; el Ángel de la Justicia, de la Benevolencia, de la Misericordia, del Perdón, de la Compasión, de la Transmutación, de la Liberación, de la Memoria, del Recuerdo, de las Tradiciones, de la Magia y de la Alquimia.
 

Es el Arcángel que tiene como misión traernos la Libertad. Como uno de los siete Arcángeles de la Divina Presencia y su Luz violeta nos trae una energía con vibración mas elevada manifestando la transmutación, liberándonos de todo aquello negativo. Manifestándose en el Ser el perdón, la compasión y la misericordia, llevando al ser a su estado de armonía, alegría equilibrio físico, mental y emocional.

Representa la liberación del ser humano en cualquier sentimiento, pensamiento o situación que lo bloquea. Un acción esencial que se debe hacer primero es perdonar y perdonarnos, esto nos hará vivir alegremente y siendo justos. Trayendo un balance completo al ser.
Manifestar la Justicia de Dios es vivir un balance en todos los aspectos de nuestra vida. Lo logramos liberándonos de todo aquello que nos bloquea ya sea por experiencias vividas en esta vida u otras vidas. Experiencias que nos estanca, nos hacen seguir en un círculo vicioso. Si no te perdonas o perdonas personas o situaciones seguirás en el mismo lugar, permitiendo las mismas experiencias con diferentes caras y situaciones. Por eso muchas veces la persona dice...”otra ves esto me sucede”. La acción es liberarnos de estos bloqueos y el Arcángel Zadquiel nos ayuda con su Luz Violeta a liberarnos transmutándolos de manera que libres de estos bloqueos seremos más felices y llenamos de alegría esta experiencia que vives ahora.
 

Ser libres de odios, rencores, inseguridades y miedos. Siendo justos creamos un balance perfecto en nuestro interior ya no hay mas pensamientos y emociones que nos estancan. Encontrando nuestra verdad, reconociéndola, aceptándola y transmutando todo lo negativo.
 

Pidamos al Arcángel Zadquiel liberarnos de toda experiencia negativa. Reflexionando justamente en lo que sentimos que ya no queremos más en nuestra vida y abriéndonos a nuevas experiencias llenas de alegría y felicidad.
 

Todo ser humano intrínsicamente tiene el deseo de querer ser feliz, lo que sucede es que cargando pesadas emociones y pensamientos de dolor, rencor y conflictos muchas veces no deja estar consiente de la Bendiciones que ya tenemos y no las agradecemos y cuidamos como lo mas valioso que nos llena y de esta manera fluimos a nuevas y mas bendiciones. Sino estas consiente de la Bendiciones que ya tienes y la agradeces de corazón como serás recompensado con otras. Queremos lo que no tenemos, pero lo que tenemos ahora no lo valoramos, lo cuidamos, lo agradecemos si no lo has hecho comienza ahora a estar consiente de lo que hoy si tienes. Tienes amor para dar ,familia, salud, techo, trabajo, amigos, ropa , cosas lindas que te alegran, inteligencia , dones , sueños, ilusiones y mas que nada te tienes a ti ahora vivo experimentado un sendero espiritual donde te acerca mucho mas a la Divinidad. Por que tu fe, tu espíritu te guían a ese despertar que te esa llenando de luz y gracias. Donde pongas tu semilla espiritual de corazón, el fruto se manifestara en el plano material con muchas Bendiciones. Y si posiblemente estas pasando algunas situaciones difíciles y que te preocupan, pero a esas no las pongas por encima de importancia de la Bendiciones. Y pide ayuda al cielo cuando no encuentras las soluciones, cuando no puede ver claramente, cuando la vida la sientes que te pesa, ahí es cuando tienes que pedir aun mas ayuda, con un corazón abierto.
 

También el Arcángel Zadquiel junto con el Arcángel Uriel nos trae la abundancia y riquezas aquí en la Tierra.
 

Una forma de sentirnos libres y ser felices es vivir abundantemente. El ser humano a veces esta acondicionada por las condiciones sociales exteriores de que no e puede alcanzar una abundancia y una saludable economía. En ocasiones nosotros mismo somos los que bloqueamos que llegue la abundancia. Y e Arcángel Zadquiel nos ayuda a liberarnos de cualquier idea, pensamiento o emociona que nos limita la fuente ilimitad de abundancia de nuestro Creador.
 

“Dios nos ha creado para ser felices y vivir abundantemente has esto consciente hoy y ahora.”
 

©María Sedano
Por favor respetar autoría.

  Copyright© 2005-2014 Dimensión Angelical Designed, arts and images by Maria & Juan Sedano