La magia angelical, es una de la forma más hermosa y efectiva de comunicarse con los Ángeles y su luz que nos acompaña en todo momento. Los rituales son una forma natural de conducta en el ser humano, la cual si observamos la vida entera está basada en actos que podemos calificar ritualísticos, desde encender el computador hasta desayunar por las mañanas.

Los rituales angélicos, son la forma más natural de establecer contacto con las fuerzas de la naturaleza, con la fuerza creadora del Universo y con nuestro yo interno.  Estos rituales confieren a la persona que lo realiza, sentido de equilibrio y fortaleza ante la vida, y lo importante, establece una unión total con los planos elevados. Elevando nuestra conciencia y equilibrándonos.

Los rituales de la magia angelical se realizan desde nuestro interior, con nuestro Yo Interno, o como se conoce, nuestro Maestro Interno o la voz guía del Ángel Guardián. Con los rituales Angelicos nos cargamos de energía proveniente de la fuente universal, energía necesaria para emplearla en nuestra vida cotidiana, que nos ayudarán en nuestro proceso evolutivo.

Estos rituales son algo muy real y muy eficaz, además de ponemos en contacto con las fuerzas espirituales, estamos haciendo uso de prácticas muy antiguas y naturales puestas a disposición del ser humano desde tiempo inmemorial, las cuales estamos redescubriendo en nuestro mundo moderno.

Los rituales se pueden realizar de muchas maneras, puedes hacerlo como desees; pero recuerda que todos tenemos libre albedrío y no puedes obligar a nadie para que haga algo en contra de su voluntad, además los Ángeles no se van a prestar para controlar a las personas.

Es importante preparar el lugar antes de hacer el ritual, el cual deberá estar limpio, puedes colocar música que regocija el espíritu, utilizar aromas o incienso que ayuden a relajarte, puedes preparar el ambiente a tu gusto.

Se le han asignado a cada Arcángel una figura geométrica, una hora planetaria en la que puede ser llamado, un atributo, un color, un perfume con el que puede ser obsequiado por los favores que proporciona y el modo en que deben ser invocados.

Cuando nos iniciamos en la Magia Angelical y aspiramos a conectamos con los Arcángeles, al principio podemos utilizar ayuda externa, es decir, usar métodos, elementos y herramientas que nos den confianza y fe en nuestra capacidad interna de poder comunicamos con nuestros Ángeles y Arcángeles.

Si queremos contactar al Arcángel Miguel, debemos realizar el ritual el día regido por el Arcángel, es decir, el día domingo. La persona que lleva el ritual se puede vestir con ropas blanca o azul que es el color del Ángel, y usar velas del mismo color. Utiliza perfume e incienso con las fragancias del Ángel. Se coloca una de las piedras asociadas con el Ángel para ayudar a establecer contacto con él. Al usar los elementos característicos del Arcángel estamos utilizando las vibraciones  con el Ángel, es como si ponemos la parabólica a la misma frecuencia, aumentado las posibilidades de recepción. También siguiendo tu intuición y la experiencia con cada uno de los Arcángeles o Ángeles que te estén guiando, ellos mismo te envían mensajes de las herramientas a utilizar, como la música, olores, y el mejor momento para realizarlo.

La música durante el ritual ayuda a la concentración y a llevar a la persona a un estado más elevado. Por esto se sugiere escuchar música etérea, que sea vivificante y a la vez excelsa, durante esta invocación. La música de la Nueva Era es ideal para este tipo de ritual, de las cuales hay muchas y muy bellas en el mercado. Además el ritual se puede lleva a cabo con algunas de las plantas o flores asociadas con los Ángeles planetarios y sus colores, en su día específico.

Cuando realizamos el ritual para invocar la asistencia y protección de los Arcángeles, se debe hacer con fe y confianza. Lo que se solicita se consigue al poco tiempo y de una forma tan natural, que quizás pienses que no fue por el ritual, sino algo natural. Esto se debe a que todo lo que se visualice y se consigue a través del inconsciente, es un acto muy natural que establece relaciones armoniosas con las leyes cósmicas, a través de las cuales lo que se pide es realizado.

 

 

 

      Copyright© 2005-2014 Dimensión Angelical Designed, arts and images by Maria & Juan Sedano